28 de septiembre de 2018

TIEMPO DE AGRADECER…

PRIMARIA


A  mis padres que  marcaron mi camino…a mi mamá le debo la vocación y pasión docente porque desde chiquita hizo que amara esta profesión . A mi papá el espíritu de trabajo y el sentido del esfuerzo , que hizo que pudiera seguir siempre aún en las dificultades.
Agradezco a mi compañero de vida que me acompañó en cada sueño, en tiempos sin descansos,  en las dificultades y alegrías de mi carrera docente.
A mis  dos amores…que supieron compartir a su mamá desde chiquitos  con “los chicos de la escuela” y hasta hoy, ya profesionales, me acompañan en mis sueños porque saben cuánto amo esta tarea.

Agradecer…es lo único que viene a mi mente en este tiempo…
A la Congregación…Hermanos y Laicos que me han permitido conocer este mundo marista y ayudaron a  crecer en muchos aspectos a través de capacitaciones, encuentros, diferentes experiencias…en las que he cosechado  la amistad y el cariño de tanta gente linda. Cada Hermano , a su estilo, me hizo enamorar un poquito más del el carisma de Marcelino.
A personas tan queridas que ya no están y que sembraron en mí la pasión por la docencia. Daniela contagiando con su dulzura, María  Elena con sus ocurrencias y alegría, Nelly con firmes valores enseñando sin descanso , Dina…la primera  docente que conocí y  me extendió su mano… el  Hno Marcos..un Director sin igual.
Al Consejo Directivo ,el de hoy y los ya compartidos, porque de todos y de cada uno  aprendí. Poder confiar, alegrase de los éxitos , compartir preocupaciones, discutir y querernos, caminar a la par....nos hizo familia.
A las Inspectoras de la Región con las que siempre he podido contar para solucionar las problemáticas que han surgido con simpleza y me han permitido conocer y compartir con los directivos de otros colegios , enriqueciéndonos y  nutriendo lazos .

Al Centro Misionero Marista …porque desde los primeros pasos comencé a caminar el mundo de la solidaridad y creer firmemente que si   inspiramos en los niños un nuevo horizonte , hay un futuro prometedor…
A los padres de cada niño que en tantos años nos han dejado  con confianza su mejor tesoro.
A tantos alumnos que he conocido…los primeros, cuando tenía 20 años. Siempre vuelven en los recuerdos o nos encuentra la vida desde otros lugares, como padres o profesionales.
 A los alumnos de hoy…porque sin ellos no habría vida en este querido Colegio San José…y como les dije  a cada uno, estarán siempre en mi corazón.
A tantos compañeros que en estos 32  años conocí, desde los distintos ámbitos…de otros niveles, administración, recepción, librería, confitería, auxiliares , los chicos del galpón… con todos  compartimos ilusiones, risas, preocupaciones y miles de anécdotas.
A  todos quienes compartimos el día a día, los docentes…los pilares de la educación …agradecerles la vida compartida y todo el esfuerzo de cada día. Agradecerles el respeto, el cariño y la sinceridad que siempre he recibido y espero haberles brindado.
Al Equipo de Orientación con quienes siempre he podido contar, confiar y enriquecerme.
A las secretarias…a Cecilia…de quien aprendí la tarea hace muchos años atrás, a Fabiana y Adriana que me acompañaron tantos años.
A Silvana y Natalia que con gran  cariño resuelven tantas problemáticas al mismo tiempo y sin tiempo …
A Jorgelina  que entre sonrisas mezcla el cariño, la atención y la eficiencia.
A Carlos por tantos años compartidos…por brindarme siempre su sabiduría y su don de la paciencia.
A Laura por acompañar mi camino, compartir mis desvelos y soñar el mismo sueño desde los diferentes lugares que transitamos en éste, nuestro querido Colegio San José.
A Rosana, con quien caminamos a la par tantos años de vida marista, el mejor de los deseos en esta nueva etapa tan merecida .
A todos…nuevamente gracias...¡por tanta vida compartida!
Que la Buena Madre y San Marcelino Champagnat nos bendigan y protejan.
Por siempre MARISTA…
                            Maia

No hay comentarios: